El poder de la intención

Allá donde ponemos nuestra atención nuestra Energía se dirige. La intención es el proceso del objetivo mismo de la técnica que aplicamos.

¿Es lo mismo poner un punto con intención o pensando en las ganas que se tiene de terminar para ir a comer? Es posible que se pueda pensar que debería ser lo mismo si tan sólo creemos que nuestros puntos estimulan al sistema nervioso, sin embargo la experiencia demuestra que la intención, la atención y nuestro equilibrio del Shen son fundamentales para lograr los objetivos de una forma eficaz. 

La intención y la atención es un proceso que se acerca más a la física cuántica, a las partículas fundamentales que forman este universo, donde la conciencia se funde con la materia.

¿Los fotones de luz y las partículas elementales tienen conciencia de si son o no observadas?

Cabe destacar el famoso experimento de la doble rendija de Young, en un intento de discernir la naturaleza corpuscular u ondulatoria de la luz. En dicho experimento se evidenció que el comportamiento de la luz variaba en función de que el experimento fuese o no observado.

Si un electrón o un fotón es disparado a través de una sola rendija, aparecían como un punto en la película, tal como si se hubiese disparado una bala por un hueco, dejando una marca en la pared. Sin embargo, si existen dos ranuras, la partícula se comportaba como una onda en lugar de dejar una marca, como si éste pasase por las dos rendijas a la vez ó alguna otra circunstancia.

Para observar este fenómeno, los científicos colocaron detectores especiales para ver que ocurría con el electrón al poner las dos rendijas, pero en ese momento que el electrón era “observado” dejaba de comportarse como una onda y se mostraba como una partícula. A esto se le llamo el efecto del observador.

Dean Radin, jefe científico de IONS (Instituto de Ciencia Noética fundado por el astronauta Edgar Mitchell), se preguntó ¿si el electrón puede responder a la observación, puede ser afectado por el el efecto de la meditación?

El Dr. Radin junto con un miembro de la facultad adjunto en el Departamento de Psicología en la Universidad del Estado de Sonoma, estableció un experimento de doble ranura en una habitación blindada de señales electromagnéticas y vibraciones físicas. Puso a un grupo de meditadores y de no meditadores a imaginar que ponían su mente dentro de la caja y observaban los fotones a través de las ranuras. El resultado fue que el grupo de los meditadores fueron capaces de causar un cambio significativo del trayecto esperado de la onda y muchas partículas fueron observadas cuando solo debieron haber ondas grabadas. En el grupo de los no meditadores no se observaron cambios significativos.

Quizá es momento de acercarnos de nuevo al concepto de Qi bajo un punto de vista más cuántico, al igual que si nos refiriésemos a una partícula fundamental del Universo.

Como la mayoría de veces, es maravilloso e incentivador descubrir lo mucho que nos falta por entender, por ello junto con mi experiencia personal, recomiendo aplicar siempre junto con la acupuntura la intención y atención plena.

La acupuntura es algo más que introducir una aguja, calentar un punto o aplicar una ventosa de forma mecánica. Por esa razón, tanto si esto es cierto como no ¡Qué la intención siempre acompañe a nuestras manos!

Paco Lliso