Selección de puntos por estaciones según la 74º dificultad del Nán Jīng

El Nan Jing o Canon de las Dificultades es una de las cuatro obras fundamentales de la medicina tradicional china y de la acupuntura. Consta de un conjunto de 81 temas o dificultades, los cuales están expuestos en un formato de preguntas y respuestas. Este es un texto eminentemente práctico

Sus textos están datados entre 500 a 150 a. C.

Vamos a ver una dificultad que muestra un auténtico tesoro.

74ª dificultad del Nán Jīng

Pregunta:

Se lee en las obras clásicas que: durante la primavera es apropiado punturar los puntos Pozo, durante el verano se debe punturar los puntos Manantial, durante el verano tardío hay que punturar los puntos Arroyo, durante el otoño se debe punturar los Río y en el invierno los puntos He ¿Qué significado tiene?

Respuesta:

En la primavera debe punturarse los puntos Pozo si el Xie Qi reside en el Hígado, en verano deben punturarse los puntos Manantial cuando el Xie Qi reside en el Corazón, durante el verano tardío deben punturarse los puntos Arroyo si el Xie Qi se encuentra en el Bazo, en el otoño punture los puntos Río si el Xie Qi se encuentra en el Pulmón y en el invierno punture los puntos He si el Xie Qi se encuentra en el Riñón.

Pregunta:

¿Por Qué los Cinco Zang, Hígado, Corazón, Bazo, Pulmón y Riñón se relacionan con la primavera, verano, verano tardío, otoño e invierno?

Respuesta:

Cualquier enfermedad de los Cinco Zang tiene cinco indicadores. Por ejemplo, un color verde, tener predilección por lo ácido,  gritar y tener tendencia a las lágrimas indica una afectación del Hígado.

Hay tantas enfermedades que no pueden tratarse aquí cada una, sin embargo las cuatro estaciones tienen sus correspondencias bien definidas y todas las enfermedades también están ligadas a los Cinco Movimientos, a los Zangfu y puntos de los canales. Las reglas para punturar son tan sutiles como el plumón del ave.

Es de evidente importancia este texto, el cual relaciona muy íntimamente el uso de los puntos Shu Antiguos respecto a las estaciones.

En la antigüedad los médicos tradicionales chinos vigilaban la salud de sus pacientes, realizando una labor de prevención.

Para ello era fundamental la regulación estacional, la cual tiene como fin poner en equilibrio al ser humano con el entorno.

El ser humano se encuentra entre el Cielo y la Tierra, y responde y debe adaptarse de un modo eficaz a dichos influjos, entre ellos los climas de cada estación.

La acupuntura y todo buen acupuntor tiene como máximo fin lograr un equilibrio dinámico respecto al medio.

¿Y tú? ¿te encuentras en equilibrio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *